El ABC de las compras seguras en internet

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

En el último año, las compras en internet han crecido exponencialmente en toda la región, trayendo consigo muchos beneficios para los comercios y los consumidores finales. Este crecimiento acarrea responsabilidades, especialmente sobre seguridad, que deben ser asumidas por todas las partes involucradas en el proceso.

Existen muchas formas de protegerse y resguardar la información financiera al realizar compras en el internet. No todos los sitios web o aplicaciones móviles de comercio electrónico ofrecen las condiciones perfectas para realizar compras en línea de manera segura. Un hurto de identidad o una cuenta bancaria vacía no son el tipo de sorpresas que se desea.

Por eso, a continuación, compartimos algunos consejos tan sencillos como recitar el abecedario que ayudarán a los consumidores a cuidarse de los ciberdelincuentes que cada vez utilizan técnicas mucho más avanzadas para adueñarse de información privada y sensitiva.  Al realizar compras por internet debemos tomar en consideración tres etapas: la primera sucede antes de la compra, esta va a influir mucho en el resultado de la transacción; la segunda está orientada al proceso durante la compra; y la tercera se enfoca en consejos que debes contemplar después de completar la compra.

1. Recomendaciones antes del proceso de compra en internet

Nunca olvides cerrar la sesión en tus dispositivos

Después de acceder a un sitio de compras o banco, asegúrate de cerrar la sesión por completo del sitio antes de salir y no permitas que tu computadora o dispositivo recuerde tus nombres de usuario, contraseñas o información de tarjeta de crédito.

Actualiza tus dispositivos

Las actualizaciones de software a menudo se publican para ayudar a mejorar la seguridad y combatir los nuevos ciber-ataques que se desarrollan constantemente. Puede parecer un inconveniente tener que esperar a que la computadora (o teléfono inteligente) se actualice y se reinicie, pero los beneficios de protección valen la pena.

Fortalece tus contraseñas

Este consejo puede parecer un disco rayado, pero es realmente importante. Las contraseñas seguras y únicas son tus mejores guardianes cuando se trata de mantener tu información privada segura. Si usas la misma contraseña para varios sitios, tómate el tiempo para cambiarlos.

Utiliza tu propia red y dispositivos

Realizar una compra desde el computador de un amigo o incluso utilizando una conexión en el centro comercial podría estar poniendo en riesgo tu información sensitiva. Evita comprar en internet cuando estés conectado a una red Wi-Fi pública o cuando uses una computadora pública, ya que esto tiene un riesgo ligeramente mayor de hacking, lo que podría poner en peligro tu información confidencial.

Busca HTTPS en la barra del navegador

Busca el símbolo del candado en la barra del navegador o las siglas HTTPS al momento de realizar tu compra. Esto se ve más comúnmente en la página de pago de una tienda en internet. Esto significa que el sitio web utiliza una conexión segura con nivel de cifrado HTTPS, lo que hace que sea seguro ingresar tu información. Debes evitar ingresar tu número de tarjeta de crédito u otra información financiera si no ves este símbolo, además de confirmar que la URL corresponde al nombre de la tienda en la que quieres comprar.

Sin embargo, no solo se debe tener cuidado de los mecanismos de compra utilizados, también es importante estar al tanto de los comercios con los cuales vas a interactuar, ya que muchas veces dichos comercios se ven vulnerados por los ciberdelincuentes, afectando directamente a quienes utilizan sus plataformas para realizar las compras.

2. Recomendaciones para tener en cuenta durante el proceso de compra para que sea exitoso y seguro

Investiga al comercio o el vendedor

Hoy cualquiera puede abrir una tienda en internet, es importante investigar una empresa o un vendedor antes de comprar en el sitio. Asegúrate de que la empresa tenga una dirección física y un número de teléfono con el que puedas comunicarte si hay algún problema. También puedes buscar reseñas en sitios como Yelp y Google. Lee los comentarios de los clientes. Alertas que puedes identificar: demasiadas reseñas súper positivas, lenguaje o frases repetidas.

Busca información de servicio al cliente

Los sitios seguros de compras en internet tienen su línea telefónica de servicio al cliente o su dirección de correo electrónico disponible. Puedes buscar su página web o aplicación móvil bajo las secciones de contacto (Contact Us), conócenos (About us) o incluso haciendo una búsqueda rápida en internet sobre sus teléfonos de servicio al cliente. Además, verifica si tienen accesibles sus políticas de reembolsos e intercambios en el sitio web. Tener estos datos disponibles suele ser un buen indicador de credibilidad.

No caigas en estafas de correo electrónico

Las festividades, fines de semana de descuento, ciberlunes u otro tipo de campañas de marketing temporeras, son un buen momento para que los estafadores de correo electrónico envíen virus y malware en forma de regalo u oferta especial. No abras correos electrónicos de alguien que no conozcas o de un sitio que no hayas visitado. Marca el remitente como SPAM y mueve el correo a tu bandeja de basura, esto informa a tu administrador sobre acciones a tomar cuando maneje correos de ese dominio o dirección.

No hagas clic en enlaces y evita los anuncios pop-up

Ten cuidado con los enlaces a ofertas que son demasiado buenas para ser verdad en los sitios de redes sociales con las ofertas increíbles y obsequios. Además, asegúrate de tener un bloqueador de pop-ups instalado cuando compres en sitios web desconocidos para evitar ser víctima de hurto de identidad. Si estás realmente tentado por una oferta, investiga un poco o averigua si alguien más ha intentado aprovechar la oferta antes de hacer clic.

Ten cuidado con las apps

Las aplicaciones móviles hacen que todo sea más conveniente, incluso el robo de tu información privada. Descarga aplicaciones solo de una fuente confiable como Apple App Store o Google Play. Presta atención a los permisos que solicita la aplicación. Si ves algo que no tiene sentido, como el acceso a tus contactos, asegúrate de no permitir que la aplicación acceda a ellos. Verificar los comentarios y reseñas de una aplicación antes de descargarla es otra forma de identificar actividades sospechosas.

3. Recomendaciones para llevar a cabo después de completar una compra en internet

Teniendo claro que gran parte de un proceso de compra seguro depende directamente del consumidor, es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

Utiliza métodos de pago seguros

Las tarjetas de crédito son generalmente la forma más segura de pagar artículos en línea. Si no te gusta la idea de dar la información de tu tarjeta de crédito a diferentes comercios en internet, puedes probar un servicio de pago como PayPal, Google Wallet u otros disponibles en tu país. Evita utilizar opciones como transferencia bancaria, envío de efectivo o cheques por correo.

Verifica tus estados de cuenta o consulta tus transacciones

Mantén un registro de tus estados de cuenta y monitorea tus transacciones en progreso, incluso después de haber recibido el artículo comprado o servicio, para asegurarte de que no hayan añadido cargos ocultos o que comercios sospechosos estén retirando fondos de tu cuenta.

Mantén un registro

Guarda siempre registros de tus transacciones en internet, que deben incluir el recibo, el número de pedido, la descripción del producto y el precio. También querrás guardar los correos electrónicos que envíes o recibas de un vendedor, lo que puede ser útil si hay un problema más adelante.

Nunca brindes más información de la necesaria

Cuanta más información compartas, más accesible serás para un estafador. Antes de compartir tu información con un comercio, toma el tiempo para leer su política de privacidad y validar dónde se almacenará y cómo se compartirá tu información.

Esto también se aplica cuando solicitan información no asociada a la transacción, como tu número de identificación, fecha de nacimiento o cualquier otro tipo de documento personal, esto es una señal definitiva de alerta.

“Confía en tus instintos”

Al final, usa tu sentido común y confía en tus instintos. Si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente no lo sea. Y si algo te parece sospechoso, recuerda que no tienes que completar la compra, simplemente termina el proceso inmediatamente y cierra la página web.

Por Antuam Traverso – Risk & Fraud Product Manager (Evertec).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.