Códigos QR: vigentes y en auge

Evertec® apuesta a herramientas de pago fáciles y sin contacto

Por: Gustavo Díaz Garratón 

Gerente de Soluciones de Pagos Digitales de Evertec. 

Aunque los códigos QR (“quick response”) o de respuesta rápida datan de los años 90 y su uso original fue en la industria de manufactura de automóviles, hoy se han convertido en un método de pago importante globalmente con un auge acelerado. Su popularidad, en gran parte, se debe a la facilidad, accesibilidad e inmediatez que ofrecen a comercios y usuarios durante el proceso de pago, además de que satisfacen la necesidad de herramientas transaccionales denominadas “contactless”, o sin contacto, para evitar riesgos de contagio en medio de una situación mundial inusual como a la que el COVID-19 nos ha llevado.

Básicamente, los códigos QR son una evolución del código de barra tradicional. Se caracterizan por ser un cuadrado compuesto por una matriz de cuadrados negros pequeños en un fondo blanco y tener en tres de sus esquinas marcadores en forma de cuadrados más grandes que permiten a los escáneres precisamente detectar la posición de la información y en la que debe hacerse su lectura. Actualmente, la gran mayoría de los teléfonos móviles inteligentes tienen un escáner de códigos QR integrado en su cámara, lo que hace sumamente accesible esta tecnología. Además, al almacenar data en dos dimensiones en vez de una, estos códigos permiten que sean leídos mucho más rápido y que se almacene numerosa información en ellos.

Los códigos QR pueden existir de dos formas diferentes: estáticos y dinámicos. Ambos permiten almacenar información, pero su diferencia radica en que los primeros codifican la información al momento que se generan, lo cual impide cambiarla posteriormente, mientras que los dinámicos son modificables luego de ser generados. Cada uno tiene sus ventajas dependiendo de la industria y el propósito para el que se utilice. Durante la pandemia, hemos visto como muchísimas industrias y negocios han recurrido al uso de códigos QR y los han adoptado como parte de su operación para facilitar la interacción con sus clientes, ofrecer una mejor experiencia y sobre todo ser más higiénicos y evitar el contacto físico. Algunos ejemplos de estas industrias son la de restaurantes, donde el código se puede usar para ver el menú, realizar la orden y pagar; en la de hospitalidad, donde los clientes realizan reservaciones y “check-in” para restaurantes, eventos y hoteles; y la de “retail”, donde los códigos QR se está usando para reducir la espera en las filas y para pagar. 

Entre las ventajas principales de usar los códigos QR para pagos, se destaca el hecho de que no haya necesidad de portar efectivo ni utilizar físicamente tarjetas débito o de crédito, simplemente se escanea el código con un teléfono inteligente usando una billetera móvil u otra aplicación y se completa la transacción. Esto también permite que se reduzca el uso de papel, puesto que el comprobante de la compra se envía al consumidor de forma digital en lugar de imprimirse. Adicionalmente, estos códigos son muy económicos y fáciles de crear y mantener, lo que hace esta tecnología sumamente accesible para los comercios. Estas son algunas de las razones que han motivado a Evertec a implementar y fortalecer el uso de los códigos QR entre sus aliados.

En Puerto Rico, por ejemplo, Evertec incluyó el uso de códigos QR en ATH Móvil®, la aplicación financiera más importante en el país ofrecida por más de 90 instituciones financieras y utilizada por más de 1.5 millones de personas, para realizar pagos de una forma fácil, segura y sin contacto. En este caso de éxito, se utilizan códigos QR estáticos y dinámicos para poder atender las diferentes experiencias que pudiera enfrentar un consumidor al pagar. En los comercios donde el terminal de punto de venta se encuentra de cara al consumidor, usualmente se presenta un código QR dinámico en la pantalla del terminal, mientras que, si el terminal de punto de venta no está de cara al consumidor o no cuenta con la capacidad de presentar un código QR en pantalla, se utilizan códigos estáticos. Desde que se lanzó la funcionalidad en junio del pasado año, la adopción de esta nueva forma de pagar ha crecido de manera acelerada y se ha convertido en una opción importante y confiable para comercios y usuarios.  

La situación del COVID-19 obligó a que aceleráramos la implementación de tecnologías como esta en Puerto Rico y en otros países para que tanto los consumidores como los comercios pudieran contar con herramientas de pagos que se adaptaran a esta nueva realidad. Los comercios han podido despreocuparse del riesgo de contagio en el proceso de pago ya que fácilmente y sin ninguna inversión pueden ofrecer a sus clientes una nueva forma de pagar segura e higiénica. Igualmente, los consumidores ahora tienen disponible un método de pago sin contacto que les permite realizar sus compras de forma sencilla y usando solo su celular.

Contrario a lo que se creería de los códigos QR, por tratarse de una tecnología que existe hace ya varias décadas y considerando la aparición constante de nuevas tecnologías, sobre todo en la industria de pagos, en Evertec creemos en su larga permanencia como mecanismo de pago a nivel mundial. De igual forma, estamos seguros que mientras nuevas tecnologías de pago como NFC (comunicación de campo cercano o “near-field communication”, por sus siglas en inglés) continúen convirtiéndose en más accesibles y con mecanismos de autenticación basados en biometría que aseguren la protección de la privacidad de los consumidores e igualmente sean más viables y universales, la forma de pagar seguirá evolucionando para el beneficio tanto de los comercios como de los consumidores.